Servicios

 

Yoga: Clases de yoga para embarazadas

Por favor, comunicate mediante la sección Contacto para consultar o inscribirte.

Clases de Yoga para embarazadas en Barrio Colegiales.

Consultar por días y horarios.
Gracias.
Indispensable certificado con apto médico mes a mes.
Por favor, comunicate mediante la sección Contacto para consultar o inscribirte.

La práctica del yoga es excelente para las embarazadas, ya que ayuda a prepararse mental y corporalmente para el trabajo del parto y el nacimiento. Las posturas de yoga son maneras suaves de mantener el cuerpo activo y ágil, a la vez que ayudan a minimizar los síntomas comunes del embarazo, como los mareos matinales y la constipación. La correcta respiración y la relajación, que se aprenden mediante la práctica del yoga, serán de gran ayuda en el momento del parto.

Entonces, si bien el hecho de estar embarazada no constituye un impedimento para practicar yoga, hay que ser consciente de que existen ciertas posturas que no son recomendables y que, así como existen algunas posiciones que están directamente contraindicadas, hay otras que, por el contrario, son muy beneficiosas tanto para la salud de la madre como para la del bebé.

En principio, debe evitarse siempre la compresión abdominal, que podría llegar a afectar al futuro bebé. No se deben practicar asanas que impliquen posiciones invertidas y posturas extremas que doblen la columna vertebral.

Por el contrario, algunos ejercicios permiten aumentar la flexibilidad, la agilidad y la fuerza de la zona pélvica, y resultan sumamente útiles durante todos los meses del embarazo y en el momento del parto.

Una de las características de la práctica del yoga es la respiración profunda y prolongada, lo cual constituye un ejercicio muy recomendado para las embarazadas porque las ayuda a usar la capacidad total de ambos pulmones, al inhalar y exhalar lentamente. De esta manera, no sólo se beneficia su estado general, sino también el desarrollo y crecimiento del futuro bebé.

Siempre se debe respirar por la nariz manteniendo el control de la respiración. Ello contribuye no sólo a la relajación, sino también a vencer miedos, al buen humor y a evitar los pensamientos negativos.

Los beneficios que la práctica de los ejercicios de respiración del yoga brindan a las embarazadas son los siguientes:

- Incremento de la capacidad pulmonar. Ello es así porque la cantidad de oxígeno que ingresa al organismo es muy importante para el desarrollo de los procesos vitales y de relajación.

- Disminución de toxinas en los pulmones y purificación de la sangre.

- Estimulación de la producción de endorfinas, hormonas que generan placer, y de las cuáles dependen el estado de ánimo y las emociones de todas las personas.

- Estimulación de la glándula hipófisis e incremento de la energía corporal, entre otros.


Zen - Centro de Desarrollo y Evolución Personal - 2010 Todos los derechos reservados